Upamecano el nuevo central Frances y El gran futuro que tiene en la Champions

No es su mejor futbolista, pero sí el que parece más grande. Dayot Upamecano impacta nada más verlo. En el RB Leipzig hay muchos focos de talento que atrapan la mirada del espectador. Los toques geniales de Emil Forsberg, los veloces desmarques de Timo Werner, las conducciones de Naby Keita… Pero Upamecano es otra cosa.
Upamecano es la inmensidad. El francés de sólo 19 años abruma por cómo articula un cuerpo tan potente y tan poco elástico con tanta gracilidad. Su brutal capacidad con balón, tanto para sacar el balón jugado como para dividir a través de conducciones, resulta especialmente fascinante por este hecho. Pero no es más que un detalle. Lo verdaderamente importante de su fútbol es cómo utiliza su particular físico para defender. La clave es el control que tiene del mismo. La mayoría de centrales jóvenes que surgen en la élite con un físico exuberante pecan de descontrolados. Davinson Sánchez es un caso reciente. A Pepe, un referente moderno de la posición, también le sucedió lo mismo. Él, en cambio, tiene un poso diferente.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Es cierto que el sistema de juego del RB Leipzig le expone mucho y que él muchas veces afronta según qué acciones con demasiada confianza, lo que le hace cometer errores puntuales que no deberían existir, pero Upamecano no afronta cada acción de la misma manera. Observa, lee y decide. Siempre con un punto agresivo, siempre con un punto físico. Pero también siempre con una actitud más tranquila, más parecida por ejemplo a la de Samuel Umtiti, que la que se podría presuponer a un central de su potencia. De hecho, este control se observa, precisamente, en cómo trata de imponer su propio cuerpo para dificultar cada acción al punta. Cuerpea bien, sabe meterse entre medias y protege realmente bien el espacio. Es decir, no sólo busca chocar e imponerse. Busca cuidar su posición.
Upemacano es muy consciente de sí mismo. Conoce sus virtudes y los defectos derivados de ellas. Todavía le queda por entender mejor todo lo que sucede su alrededor, pero esto parece una mera cuestión de tiempo. Y de eso, Dayot Upamecano tiene de sobra.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
“Con los centrales yo siempre trato de esperar a los 26 años, y ahí ver dónde está cada uno. Con 20, dado el físico que tienen los jugadores hoy día, es fácil ver potenciales fenómenos, pero creo que la experiencia es crucial e un central. Christensen me da muy buena espina.”
Se viene un centralazo para dominar la Champions la próxima década. Este año ya ha dado alguna exhibición con el Leipzig, pero quizá por ese ocasional exceso de confianza que menciona Quintana, ¿no os parece que a veces mide mal en jugadas dentro del área? Me da la impresión de que a sabiendas de su físico exuberante va al choque con la misma tranquilidad fuera del área que dentro, cuando un error es penalti y te pone cuesta arriba un partido.