Kloop

Aquí entra en conflicto la defensa a realizad sobre Salah y Mané. Si Zidane planea una estructura pasiva, donde no se meta el pie, restará espacios para la ruptura de los africanos, sin lugar a la duda la principal amenaza del equipo de Klopp. Sin embargo, si no trata de anticipar la recepción de Firmino, el brasileño podrá activar alguna jugada para la posterior profundidad del Liverpool, por esa facilidad que tiene para jugar estando mirando hacia cualquiera de las dos porterías. La solución parece sencilla desde el planteamiento pero, por supuesto, muy complicada desde la ejecución: lo mejor para restar protagonismo de las dos balas pasa por conseguir perder la pelota muy arriba y con el equipo muy junto, algo que sólo conseguirá si el cuero fluye y la ocupación de los espacios cuando el Real Madrid tenga la posesión es muy precisa.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
Más allá de ese pequeño matiz con respecto a las recepciones de Roberto Firmino, siempre que el Real Madrid consiga reducir los espacios para la ruptura de Sadio Mané y Mohamed Salah, la amenaza del Liverpool será bastante más pequeña. Es cierto que ambos han mejorado muchísimo su movilidad en los ataques posicionales, y que cada vez muestran más soltura con la pelota en espacio reducido, pero no hablamos de dos jugadores con magia de crack en ese aspecto, a lo que hay que añadir la presión añadida que supone jugar una final de la Liga de Campeones y el inevitable problema que provoca un ataque organizado sin una referencia de ningún tipo en el área, un escenario que desemboca la alineación de Roberto Firmino y la ausencia de Emre Can.
Analizando al Liverpool yo no llego al sábado. Cierro los ojos y solo veo a Firmino como un elemento de pinball mandando la bola con precisión y velocidad a un Mané (ojo al tercero en discordia) o Salah que corren como balas sin obstáculos ante la portería de Keylor. Todo perdido: 0-3 a los 30 minutos de juego.

Bromas aparte, ¿no creéis que la versión de Salah ante el City nos muestra un jugador más completo en estático? No da la sensación de necesitar únicamente espacios, sino que ante defensas cerradas ha mejorado mucho. Con terreno para correr es mejor, como Bale, claro, pero ante un mar de piernas no se bloquea como antes. En cambio en Mané, que creo que es más rápido, sí que veo la necesidad de tener al menos tres metros para arrancar.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
No estáis introduciendo a nadie más en los análisis ofensivos del Liverpool, ¿los medios o laterales no son destacables? ¿Todo gira en torno a los tres de arriba?
A mí me parece que Salah ha mejorado mucho en el espacio reducido y corto pero me parece que está lejos de marcar la diferencia así en un partido como este aunque me duela decirlo. Mi apreciación es que le falta un elemento importante como es el control orientado para salir de la marca, transformarlo en un regate como hacen los más buenos técnicamente. No es que no sea capaz de hacerlo pero su fuerte no es ese, siempre sacará ventaja si su marca le da tres metros para recibir pero si te fijas, cuando recibe entre líneas no se perfila correctamente para girar al mediocampo pues recibe demasiado girado cuando debería dar la espalda a la línea de banda para hacerlo más efectivo aún. Es una de las muchas razones por la cual necesita a Firmino (que sí sabe hacerlo) porque a la hora de recibir en uno de los tres espacios posibles entre la defensa rival sí que mira hacia delante, hacia la portería.